cielo algo nublado | 8°C | 81%
martes 23 de julio de 2019
[i]  usuarios conectados
cwsp cwsp
notisp notisp
 Usuario anónimo » identificarse 

San Pedro - Historia


Encuentran presuntos restos de las Cadenas de Obligado

Imagen de Encuentran presuntos restos de las Cadenas de Obligado

Un fragmento de gruesos eslabones extraído hace años por un pescador en la costa del Parque Histórico fue cedido por la familia Rodríguez, de Gobernador Castro, al Grupo Conservacionista de Fósiles. Si bien aún no se ha podido fechar fehacientemente, su grosor coincide exactamente con el señalado por Mansilla en sus partes de guerra.

Durante años, han ido apareciendo diferentes elementos relacionados con el combate de Obligado. Unos que estaban en manos de vecinos, otros descubiertos por investigadores y otros, producto del azar. En mayo de 2008, la Dirección de Cultura de la Municipalidad de San Pedro, en conjunto con el Grupo Conservacionista de Fósiles estableció el Museo de Sitio “Batalla de Obligado”. Esta sala museo tiene por objetivo, desde su creación, la preservación y difusión de todo el valioso patrimonio de objetos relacionados con el histórico combate.

Su trabajo ha permitido rescatar proyectiles, armas blancas, elementos de uso diario, metales varios, piezas de uniformes, correspondencia inédita, etc., que hoy son expuestos en sus vitrinas.

Este sostenido trabajo ha ido formando un espíritu proteccionista en los pobladores de la zona, incentivando la donación al lugar de los más diversos objetos hallados en las más curiosas circunstancias.

¿Cadenas de la Batalla?

José María Rodríguez es un comerciante de Gobernador Castro, localidad de San Pedro, ubicada a unos 6 kilómetros del pueblo de Vuelta de Obligado.

Su padre, de igual nombre, unos 40 años atrás, siendo habitué del antiguo Club de Pescadores del pequeño poblado, recibió por obsequio un tramo de gruesas y corroídas cadenas de mano de uno de los pescadores del lugar.

El hombre, las había enganchado mientras realizaba la limpieza de su “cancha de pesca” frente al actual Parque Histórico, es decir, mientras despojaba de elementos no deseados la franja donde habitualmente arrojaba su red de profundidad.

El fragmento de oxidada cadena permaneció en la casa de los Rodríguez hasta hoy, esperando, pacientemente, su puesta en valor.

Días atrás, José María, hijo de quien las recibiera como obsequio en aquellos años, decidió convocar al Grupo Conservacionista, equipo coordinador del Museo de Sitio “Batalla de Obligado”, y ponerlas a su disposición.

Características

De inmediato, se comenzó un trabajo de relevamiento de datos y consultas a fin de sumar detalles a un elemento tan valioso y representativo.

El conjunto de hierros está formado por 6 eslabones y un grillete de unión de uso náutico. En diferentes puntos, el tramo de cadena presenta golpes, desgaste, torsión, estiramiento y demás síntomas que denotan un intenso uso del mismo.

Una detenida observación del fragmento de cadena recuperado permite inferir que se trata de dos tramos que, al momento de ser utilizados, fueron entrelazados por medio del mencionado grillete.

Según el Prof. Julio Luqui Lagleyze, del Departamento de Estudios Históricos Navales, de Capital Federal, “se ve que son de fragua, hechas a martillo, no se ven de molde o fundidas, el grillete del final también se ve de fragua”.

Cada eslabón mide unos 18 centímetros de longitud, 10 centímetros de ancho y el conjunto tiene un peso total de 13,09 kilogramos y 1,007 metros de longitud.

Si se tiene en cuenta que Mansilla necesitó atravesar los 700 metros del río, estas proporciones indicarían que la línea de cadena a la que podría haber pertenecido este fragmento habría pesado unos 9.100 kilogramos. Sin olvidar que hubo otros dos tramos del mismo largo, pero de menor grosor.

Algunos eslabones aún conservan el contrete, que es un trozo de hierro que se cruza al medio de cada uno de ellos a fin de evitar su deformación ante una fuerza de elongación importante. Estudios a cargo del Dr. Mariano Ramos, arqueólogo de la Universidad de Luján, señalan un origen dispar de estos elementos, conduciendo a pensar que esta cadena fue utilizada y reparada en diferentes momentos. Los mismos análisis revelan su manufactura en fragua, como así también, señalan golpes que, probablemente, sean producto de dicho método de fabricación. Además, y aumentando la incógnita que rodea a este tramo de antigua cadena, Ramos  ve a la rosca que posee el grillete como un invento demasiado reciente para la fecha de la batalla (1845), ya que ese tipo de roscado fue patentado pocos años antes.

Desde el Grupo Conservacionista de Fósiles opinan que: “el dato más sorprendente para vincular este elemento a la Batalla de Obligado viene de puño y letra de la persona que colocó las cadenas atravesando el río Paraná: el Comandante en Jefe del Departamento del Norte, General Lucio Mansilla”.

En el libro “Conflictos Diplomáticos y Militares en el Río de la Plata (1842-1845)” escrito en 1938, el Teniente Coronel Ramírez Juárez, transcribe un completo parte de guerra publicado en la página 110 del Tomo III de la “Gaceta Mercantil” de Buenos Aires.

El detallado informe, escrito desde San Nicolás por el General Mansilla al Brigadier Juan Manuel de Rosas, está fechado el 20 de diciembre de 1845, un mes después de la Batalla de Obligado.

En el fragmento que más interesa a esta investigación, Mansilla escribe:

“En el flanco izquierdo de la batería “Mansilla”, en un mogote aislado, estaban apoyadas las anclas que sostenían la línea de 24 buques desmantelados y fondeados en línea, con tres cadenas corridas por la proa, centro y popa, su espesor, la más gruesa de una y un octavo de pulgada, más con el fin de privar el paso a la potencia de los vapores y con el propósito de manifestar que el paso del río no era libre…” (SIC)

 Con este valioso dato, y a los efectos comparativos, se realizaron numerosas mediciones en diferentes puntos de los eslabones recuperados que arrojaron un valor promedio de 28.9 mm.

A criterio del Grupo Conservacionista de Fósiles, “si hacemos la conversión a milímetros de una y un octavo de pulgada (1 y 1/8), que era el máximo espesor de las cadenas, según Mansilla, arroja el sorprendente valor de 28.6 mm., un dato que acerca muchísimo la posibilidad de inferir que los eslabones recuperados podrían haber correspondido a un tramo de la cadena principal de la línea de defensa montada en Obligado el 20 de noviembre de 1845.

Si bien los análisis efectuados hasta hoy sobre este objeto no alcanzan para situarlo de forma cronológicamente exacta, los detalles que rodearon a su descubrimiento dejan abierta la posibilidad de pensar en que haya sido parte de la histórica defensa de Obligado.

Se extrajo del fondo del río Paraná, en el mismo sector donde Mansilla montó su dispositivo y su grosor coincide, exactamente, con el que el mismo general de Rosas declara haber armado su línea principal de cadenas.”

 

Imágenes:

 

Fuente: Grupo Conservacionista de Fósiles



Compartir en Facebook

Más en esta sección


Nueva aparición de fosiles en nuestras tierras: brazo de toxodón atacado por termitas milenarias

Nuevo hallazgo en el Paraná: una antigua moneda rosista

Hallan navío de la Batalla de Obligado sumergido en el Río Paraná

Hallazgo de una milenaria cornamenta de ciervo

Nuevas evidencias de acciones bélicas despues de la Batalla de Obligado

tirofederal tirofederal
losrobles losrobles losrobles
hoteleser hoteleser hoteleser hoteleser hoteleser
mariana mariana mariana
donna donna
 
www.infoguiasanpedro.com® todos los derechos reservados ©2005 - 2012
san pedro · buenos aires · argentina