cielo algo nublado | 8°C | 81%
martes 23 de julio de 2019
[i]  usuarios conectados
cwsp cwsp
notisp notisp
 Usuario anónimo » identificarse 

San Pedro - Historia


Historia de la Banda de Música

Imagen de Historia de la Banda de Música

La constitución y el mantenimiento de una banda de música si bien suena a algo increíble, ha sido siempre motivo de preocupación en nuestro pueblo y los esfuerzos realizados con ese fin aunque parezca mentira han sido siempre de difícil éxito.

No hay que culpar del fracaso a la falta de elementos ni tampoco a la ausencia de disposiciones de algunos entusiastas en llevar adelante el proyecto, sino a otras causas que siempre han culminado en que la banda de música no llegara a ser una realidad permanente.

El inicio de las actividades tendientes a conformar una banda musical local, lo destacan las normas aprobadas el 20 de marzo de 1876 por la Corporación Municipal la cual establecía como condición de su apoyo tocar los días de la Patria y en otras fiestas solemnes, o donde la Municipalidad lo indicara.

De ese modo se iniciaron las actividades que culminarían poco tiempo después con su integración en el Club Artesanos. En sus comienzos el Municipio se comprometió a contribuir con la compra de instrumentos primero y con una subvención mensual de 600 pesos después.

Corresponde al talentoso y destacado músico Rafael Matas el mérito de ser el organizador de la primera banda de música que tuvo como integrantes a José Casella, Francisco Racondo, Alberto Chiara, Luis Atilio, Francisco Gubert y Alejandro S. Mascetti.

Don Rafael Matas nació en España y luego de haberse graduado en su pueblo natal vino a San Pedro allá por 1871, seguramente a instancias de algún paisano suyo radicado aquí; con el tiempo muchos catalanes seguirían sus pasos para conformar la numerosa colonia que hoy desarrolla su actividad en nuestro partido.

Este músico y compositor educado en un monasterio y luego graduado en el Liceo de Barcelona es el primer músico que registramos en la historia de nuestro pueblo al que llegó contratado por los directivos del entonces recién fundado club Unión.

Dos años después del inicio de las actividades, y ya pasado el entusiasmo por la formación de la banda, comenzaron las deserciones como consecuencia del incumplimiento al compromiso contraído por algunos de los integrantes, lo que hizo ingresar a la agrupación en la inoperancia y abandono de su actividad normal.

Esto dio lugar a que el 19 de agosto de 1881 las autoridades municipales modificaran la situación resolviéndose pasar a la Biblioteca Popular la contribución que se le otorgaba. A ello se agregó más tarde la falta de tiempo para los ensayos de quienes debían trabajar, que agregado a la falta de una comisión entusiasta agravó aún más la situación.

En esas condiciones y precariamente se mantuvo hasta que al promediar la década del 90 siendo en esos momentos flamante Intendente don Moisés Novillo, que había sido administrador y presidente de la comisión pro-banda de San Pedro, trató de reorganizar la misma.

El Intendente invitó a todos los sampedrinos a prestar ayudas en forma privada para recuperar aquel conjunto que había demostrado con sus actuaciones en los paseos públicos, la cultura musical de los habitantes del pueblo.

La respuesta de los vecinos hizo que en poco tiempo se llegara a un interesante grado de adelanto, pero pronto comenzó a flaquear nuevamente el entusiasmo de algunos que por razones aparentemente justificables fueron dejando claros en las filas del conjunto.

La llegada del nuevo siglo trajo también un hecho inusual en el pueblo, la presencia de un comisionado que impuso unilateralmente una modificación en la subvención y con ello una nueva complicación temporaria en la vida de la banda.

No obstante, se recuperaron las retretas en el paseo sobre las barrancas y los conciertos en la Plaza Constitución, que normalmente se veía repleta de jóvenes y señoritas, que ocupaban los bancos colocados alrededor del lugar, que hacía las veces de escenario y que luego fuera ocupado por la fuente inaugurada en 1905.

En ese año, más precisamente el 20 de septiembre, se estrena una nueva banda de música llamada “La Popular”, cuya dirección quedó en manos del brillante músico Antonio Vitale, que en poco tiempo logró un éxito tal que impulsó a quienes lo apoyaban, sin solicitar el apoyo del municipio.

Ese año también se impulsó la idea de establecer una escuela musical similar a las que había en muchos de los pueblos provinciales por ese entonces, según datos de la revista “La Tribunita”, con fecha del 13 de septiembre de 1905.

En base a esa predisposición de la gente, no costó mucho a los entusiastas del proyecto llegar a concretarlo, , por lo que la banda volvió a estar presente los domingos y días festivos con sus actuaciones en la plaza, en este caso ya también la de Belgrano, monopolizando nuevamente la presencia de aquellos. A partir de ese momento su concurrencia a los actos patrióticos fue infaltable.

Al desintegrarse la banda,  varios de sus músicos pasaron a formar parte de algunas orquestas populares, entre ellas “La Cuarentona”, que se dedicaron a animar los bailes populares.

 

Fuente: "Historia Documental de San Pedro", Tomo III, "Del pueblo a la ciudad", 1854-1907

Américo R. Piccagli, Ed. Rafael de Armas y Asociados.



Compartir en Facebook

Más en esta sección


Nueva aparición de fosiles en nuestras tierras: brazo de toxodón atacado por termitas milenarias

Nuevo hallazgo en el Paraná: una antigua moneda rosista

Hallan navío de la Batalla de Obligado sumergido en el Río Paraná

Hallazgo de una milenaria cornamenta de ciervo

Nuevas evidencias de acciones bélicas despues de la Batalla de Obligado

tirofederal tirofederal
losrobles losrobles losrobles
hoteleser hoteleser hoteleser hoteleser hoteleser
mariana mariana mariana
donna donna
 
www.infoguiasanpedro.com® todos los derechos reservados ©2005 - 2012
san pedro · buenos aires · argentina