cielo algo nublado | 8°C | 81%
lunes 27 de mayo de 2019
[i]  usuarios conectados
cwsp cwsp
notisp notisp
 Usuario anónimo » identificarse 

San Pedro - Historia


Historias de las Plazas de San Pedro

Imagen de Historias de las Plazas de San Pedro

 

A continuación detallaremos la historia de las plazas en San Pedro, detallaremos los comienzos, cambios, y ubicaciones de los espacios verdes de nuestra ciudad, algunos perduran en la actualidad y otros ya han desaparecido para transformarse en edificios públicos.

También se hará referencia a diversos hechos históricos acontecidos en tales espacios verdes, como así mismo el comportamiento de la comunidad y sus autoridades en la confección del mapa urbano a medida que transcurrían los años y San Pedro crecía como ciudad.

Reseña Histórica de las Plazas en San Pedro:

•    Plaza Constitución

La Plaza Constitución, con cuyo nombre se bautizó desde el inicio de la organización del país, es el espacio verde más tradicional de la población. Se la debe buscar en el proyectado concepto de urbanización que los franciscanos trajeron al país, basado en el sistema de damero donde las calles se cortan perpendicularmente y en los principios de las leyes españolas que establecían la obligatoriedad de reservar en los alrededores de una manzana que hacía las veces de plaza, los espacios necesarios para ubicar las oficinas administrativas.

De aquel terreno destinado para tal fin por los fundadores del pueblo, se utilizó el sector ubicado al E. de la calle que lo dividía para edificar en el la actual iglesia mayor, en el otro sector ubicado al O. y poblado desordenadamente con paraísos tenía en el centro la Pirámide de Mayo, a modo de homenaje permanente al movimiento emancipador, algo común en los pueblos de la República en esa época.

El 30 de junio de 1864 se dispuso plantar por primera vez en forma planificada, las plantas que debían adornar la plaza, junto a los paraísos ya existentes.

En 1870 los paraísos son reemplazados por naranjos, como un presagio de la futura riqueza sampedrina. Dos años más tarde fue inaugurado el imponente templo religioso en la plaza.

Hacia 1878, el tradicional espacio reservado para plaza se iba adecuando así a los tiempos, se eliminaron las cadenas y el cerco que cubría la iglesia y se cerró la calle que pasaba por el frente del templo, para así quedar conformada una sola plaza.

Tiempo más tarde se realizo la construcción de una vereda en el contorno de la iglesia y la siembra de alfalfa en la plaza, la cual era comercializada para solventar los gastos de la limpieza.

Recién hacia 1904, bajo la batuta del experto profesional Ingeniero White y Mr. Thais, el mismo que tiempo atrás diagramó el boulevard, se encargaron de la metamorfosis necesaria para que la población tuviera una plaza que justificara sus aspiraciones de ciudad.

La fuente de la plaza fue inaugurada el 15 de enero de 1905, construida bajo la administración de González Bonorino, en un importante acto en el cual actuó la banda de música local ante un numeroso público que colmaba las calles internas de la plaza.

El espacio ocupado por la plaza, tiene una historia que muchos sampedrinos ignoran, y que tuvieron lugar en el siglo XIX , en la década del treinta al cuarenta. Cuando se produjo la revolución de Lavalle, llego hasta nuestro pueblo el gobernador de Santa Fe don Estanislao López, y detrás de el lo hicieron más de trescientos indios guaycurúes, que obligaron a los pobladores a concentrarse en el lugar y luego refugiarse en las islas.

En otra ocasión, la esquina de la plaza conformada por las calles Pellegrini e Yrigoyen, conocidas anteriormente como San Pedro y Defensa, se constituyó el escenario central del ataque llevado a cabo el 5 de diciembre de 1840. En dicho lugar las fuerzas federales santafesinas al mando del mayor Santiago Dávila-no confundir con Norberto Dávila- trataron de recuperar el pueblo caído en manos del general Lavalle, había invadido la provincia de Buenos Aires y ocupado nuestra población, por lo que se produjeron encarnizados combates.

La Plaza Constitución es rica en acontecimientos de esta naturaleza, y también de aquellos que hacen a la vida social del pueblo que forman parte de un pasado que para gran parte de la población es totalmente desconocido y hasta poco creíble.

  • •    Plaza “A la Ciudad” (Plaza del Mercado)

Hacia 1907, la plaza llamada “Plaza del Mercado”, paso a llamarse “A la Ciudad”, consecuencia de las realizaciones llevadas a cabo por don Eduardo González Bonorino. El lugar estaba ubicado donde hoy se halla la Plaza Belgrano.

En la época de Rosas, bajo la autoridad del Juez de Paz local don Benito Urraco, se tomo la decisión de establecer un lugar adecuado para las actividades comerciales de la época y la concentración de los que se ocupaban de las ventas de los productos.

El 20 de enero de 1871, se resolvió expropiar a Hermenegildo Palavecino un solar ubicado en la manzana que a partir de ese momento tendría como destino específico la construcción de un mercado. En septiembre de 1872 la Corporación Municipal llevó adelante un proyecto concentrador de vendedores para que presenten sus propuestas de dotar la planta urbana de un mercado municipal.
La calidad de la obra y el trato dado a la misma no debe haber sido muy bueno, por cuanto a tan solo cinco o seis años de su edificación, en abril de 1880, se recibían propuestas de reparar el mercado, realizadas por Serafín Donatti, Antonio Forastieri y Maya y Cía.

A finales de siglo, tal edificio no cumplía con las necesidades exigidas por la población, por lo que se resolvió el 13 de diciembre de 1904 construir un nuevo mercado, el cual se ubicó donde en el solar donde hoy se encuentra la Escuela Normal. Dicha medida generó malestar entre los vecinos, los cuales el 8 de enero de 1905 publicaron en el periódico “El Debate” una solicitada afirmando que la nueva ubicación del mercado traería malestar entre los pobladores.

Según analistas de la época, se planteaba el emplazamiento de dos mercados, dado que el primero se ubicaba en el sector norte, el segundo habría de ubicarse en el sector sur, en cercanías de lo que fue la Plaza de Cobo.

Tiempo más tarde se tomo la decisión de trasladar el Mercado a su nueva ubicación y en su anterior lugar construir una plaza pública.
Tal proyecto se vio concretado finalmente en una ordenanza, la Nº 8 con fecha 26 de octubre de 1905, pero modificándose en parte lo referente a su ubicación, pues se resolvió establecerlo en la esquina de Ayacucho e Ituzaingó, Manzana 206 letra B. –(en el plano actual es la Manzana 150)- donde hoy se encuentra el Registro Civil, la Oficina de Empleo y el Consejo Escolar.

El 26 de agosto de 1907, bajo la orden del gobierno de Filiberto de Oliveira Cézar, se mandó a levantar en la Plaza del Mercado, una columna de granito con motivo de perpetuar la fecha de la declaración como ciudad a la población de San Pedro, que tiempo después se llamaría “A la ciudad” para conocerla actualmente como “Plaza Belgrano”. Aunque tal ordenanza recién fue cumplida simbólicamente el 27 de julio de 1977 al cumplirse setenta años de aquel hecho histórico.

El 3 de julio de 1920, el Honorable Consejo Deliberante, cambió el nombre con el que se conocía a la Plaza por el de General Belgrano.


•    Plaza de las Romerías y Plaza de Cobo
En los comienzos de la vida del pueblo, en el período correspondiente a la organización nacional, la población contaba con dos plazas que llegaron a ser importantes, además de las ya analizadas anteriormente, pero que el progreso con su incontenible avance las hizo desaparecer de la vida pueblerina.

Surgieron a la vida al comenzar las autoridades a ordenar la delineación del pueblo,  realizar el control en la construcción de viviendas y desarrollar una política de urbanización que pusiera fin al caos urbano organizando en cierto modo lo ya existente.
Dichos espacios corresponden a los terrenos en que se hallan ubicadas la Escuela Normal y en el otro la Escuela Nº6, el Jardín de Infantes Nº1 y la Escuela Técnica Nº1.

El primero de ellos, ubicado entre las calles Bvard. Moreno, Balcarce, Bottaro y 11 de Septiembre, se conoció durante mucho tiempo como “Plaza de las Romerías”, a pesar de que su denominación inicial fue de “Plaza 11 de Septiembre”, luego “Plaza Libertad” y más tarde, en 1896,  denominada oficialmente “Plaza Mitre”, en honor al nacimiento del General Mitre.

En ella se desarrollaron durante largo tiempo las populares romerías españolas, congregando a los integrantes de dicha comunidad y a todos los amantes de las fiestas bailables.

Hacia 1878, ingresa una nota en el Consejo Escolar solicitando en propiedad un solar baldío en la Plaza Libertad, para destinarlo a la construcción de una escuela.

En noviembre de 1882, las autoridades designaron a Lorenzo Elizalde el encargo del arreglo de la Plaza Libertad, la cual fue asignada para la construcción de la Escuela Normal.

Tal decisión de eliminar la Plaza , generó discordia entre los vecinos y entre las autoridades mismas, ya que había oposición en la desaparición de la Plaza Mitre, por parte de don G. Bozzano, ferviente militante del partido afín al General. Las obras de llevaron a cabo hacia fines de la década del 20, ya comenzado el nuevo siglo.

De este modo llegaba a su fin una plaza la cual nacio para ayudar al ordenamiento del pueblo y siguió su existencia transformándose en sedes de centros culturales.

Los terrenos de la plaza del sur, reservados en oportunidad de efectuarse el primer relevamiento para un plano de la planta urbana, fueron propiedad de don Rafael Cobo y dieron nacimiento a una importante barriada, conocida en su momento como “Pueblo de Cobo”.
El solar mencionado tenia cuarenta varas de frente al NE o sea a la calle Obligado por cuarenta varas de fondo al SO lindando por el frente con Hipólito Dumé, por el fondo con Eduardo R. Molina, por el SE con calle Litoral y don Francisco Corti y por el NO con Irene J. de Badice.

La Plaza de Cobo, como se la conocía, paso luego a llamarse “Plaza de los Paraísos”, lugar que finalmente fue ocupado por la Escuela Industrial y la Escuela Nº6.




Fuente: "Historia Documental de San Pedro", Tomo III, "Del pueblo a la ciudad", 1854-1907

Américo R. Piccagli, Ed. Rafael de Armas y Asociados








 
 



Compartir en Facebook

Más en esta sección


Nueva aparición de fosiles en nuestras tierras: brazo de toxodón atacado por termitas milenarias

Nuevo hallazgo en el Paraná: una antigua moneda rosista

Hallan navío de la Batalla de Obligado sumergido en el Río Paraná

Hallazgo de una milenaria cornamenta de ciervo

Nuevas evidencias de acciones bélicas despues de la Batalla de Obligado

tirofederal tirofederal
losrobles losrobles losrobles
hoteleser hoteleser hoteleser hoteleser hoteleser
mariana mariana mariana
donna donna
 
www.infoguiasanpedro.com® todos los derechos reservados ©2005 - 2012
san pedro · buenos aires · argentina