cielo algo nublado | 8°C | 81%
lunes 25 de septiembre de 2017
[i]  usuarios conectados
cwsp cwsp
notisp notisp
 Usuario anónimo » identificarse 
Untitled Document

Abelardo Castillo

Escritor

 

Biografía

Narrador y dramaturgo argentino, nació en San Pedro, Buenos Aires, el 27 de marzo de 1935.

Comenzó a publicar cuentos hacia 1957 –Volvedor ganó un premio en el concurso de la revista Vea y Lea en 1959, siendo jurado Borges, Bioy Casares y Peyrou–

Fue inspirador de grupos literarios y fundador de una influyente revista literaria, El grillo de papel -que para evadir la censura militar debió rebautizarse El escarabajo de oro- una de las revistas literarias más importantes en cuanto a la labor de difusión y fomento del debate en los años sesenta y setenta, y cuya existencia se prolongaría hasta 1974. Definida a partir de su adhesión al existencialismo y al compromiso sartreano del escritor, se incorpora al debate que emerge a partir del llamado "boom de la literatura latinoamericana".

Este escritor se ha dedicado intermitentemente al periodismo y de manera regular a la coordinación de talleres literarios.

Castillo parte del realismo social, muy influido por la filosofía del existencialismo francés, especialmente por Jean-Paul Sartre, y va derivando hacia una narrativa de tintes cercanos al expresionismo.

Con su primera obra de teatro, El otro Judas (1961), aparece la problemática de la culpa que asume el traidor del Nazareno, tal vez como un secreto instrumento de Dios, quizá desde el acto existencial de la responsabilidad de un hombre por todos los hombres.

La culpa y el castigo son tema de numerosos cuentos de este narrador, un hilo conductor por los arrabales, las casas, los boliches, los cuarteles, las calles de la ciudad o de pequeños pueblos de provincia, donde sus personajes llegan, por lo general, a situaciones límite. No son pocas las veces que parecen concurrir a una cita para dirimir un pleito con su propio destino. La fatalidad de los sucesos hace recordar a Borges, una de sus devociones, de quien toma a veces cierta entonación criolla y distante.
Otros de sus cuentos, largos períodos apenas puntuados por la coma, aluden a la violencia, al vértigo de las imágenes, al vivir en tensión de sus criaturas.
Algunos relatos incursionan en el delirio y lo fantástico y son secretos homenajes a Edgar A. Poe, a quien Abelardo Castillo transformó en personaje teatral en Israfel (1964), su segunda obra, basada en una biografía del escritor estadounidense, con la que obtiene en 1966 el Premio Internacional de la UNESCO y un enorme éxito de crítica y público.

Dos años más tarde aparece Tres dramas, que incluye El otro Judas, A partir de las siete y Sobre las piedras de Jericó, y en 1982 aparece El Sr. Brecht en el Salón Dorado.

Entre los años 1977 y 1987 dirige la revista "El ornitorrinco". El libro de cuentos Las otras puertas aparece en 1963, seguido por Cuentos crueles (1966), Las panteras y el templo (1976), El cruce de Aqueronte (1982), Las maquinarias de la noche (1992) y los Cuentos completos (1997).
Su novela corta, La casa de la ceniza, es editada en 1977, dos años después de la publicación de su primera novela El que tiene sed (1975), la cual gira en torno al problema del alcoholismo. En 1993 aparece Crónica de un iniciado, cuya temática principal se inicia a partir del pacto fáustico en un contexto nacional. En 1995 aparece el volumen Teatro completo, que incluye Salomé, y en 1999 se publica El evangelio según Van Hutten, donde la preocupación religiosa adquiere una cualidad esencial en el relato, aunque sin perder el suspenso y el ritmo propio del relato policial.
En 1961, Abelardo Castillo obtiene el premio Casa de las Américas, y en 1986 el Premio Municipal de Novela. También publicó los ensayos Discusión a la crisis del marxismo (1967) y Las palabras y los días (1988).
Algunos de sus cuentos fueron traducidos al inglés, francés, italiano, alemán, ruso y polaco.

Opiniones acerca de Castillo

Resulta interesante conocer la opinión que han tenido acerca de Castillo algunos enormes escritores como los que aparecen a continuación:

“Me gusta de sus cuentos que no se van por las ramas. Hay como un ataque frontal de la cosa, y sin embargo evita el “neorrealismo” que, en sus formas más abiertas, hace estragos entre la gente de su generación. (Es un punto de vista, pero que se apoya bastante en la vista del punto, ya zorro viejo en la materia.) Creo además que escribe cuentos, es decir, sistemas cerrados, y no meros relatos en los que habitualmente no se pasa del recorte arbitrario de una situación, sin esa tensión que le da al cuento su valor de trampolín psíquico”.
Julio Cortazar

“La poesía es una manera de vivir, no una mera función de lanzar al mundo criaturas poéticas. Y a mi entender, el secreto de Abelardo Castillo estaría en esa difícil y abnegada vocación existencial... esa “razón de poesía” lo está lanzando a una ineludible “razón de arte”, rigurosamente complementaria, vale decir al imperativo de restituirle al drama o a la novela su antigua condición de ser una “obra de arte”, una criatura signada por la belleza o el splendor veri de los platónicos”.
Leopoldo Marechal

“Valientemente ajeno a las simples modas, Abelardo Castillo es para mí uno de los talentos más profundos y brillantes de la nueva generación latinoamericana.”
Ernesto Sábato

(Biografía extraída parcialmente de El cuento argentino 1959-1970, publicado en la colección "Capítulo" del Centro Editor de América Latina, y del "Diccionario de la Literatura Argentina", de Pedro Orgambide y Roberto Yahni, publicado por Sudamericana, 1972 ©.)


 

tirofederal tirofederal
losrobles losrobles losrobles
hoteleser hoteleser hoteleser hoteleser hoteleser
mariana mariana mariana
donna donna
 
www.infoguiasanpedro.com® todos los derechos reservados ©2005 - 2012
san pedro · buenos aires · argentina